El Método Glifing

20-12-2017 0 comentarios Concha Lopez

GLIFING es un método de entrenamiento de la lectura que se aplica mediante un programa informático.

Gracias a su formato lúdico, los usuarios se divierten mientras leen y aprenden a leer mejor.

Consiste en la utilización de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) para aplicar un programa de entrenamiento de la lectura basado en una serie de actividades que, presentadas de forma lúdica, permiten a las personas con problemas lectores entrenarse de forma intensiva y amena a la vez.

Asimismo, este método puede utilizarse como herramienta de aprendizaje de la lectura para niños sin dificultades de lectura, para personas en vías de alfabetización o como entrenamiento para personas con lesiones cerebrales adquiridas o degenerativas que han perdido sus capacidades lingüísticas en lo que se refiere a la lectura.

El entrenamiento incide en la mejora de la velocidad lectora, tomando como base la consideración que la falta de fluidez es el factor más característico de los problemas de lectura. El hecho de leer fluidamente un texto no es un dato con valor en sí mismo, pero se correlaciona de manera muy significativa con la capacidad de comprensión de los textos leídos y con el rendimiento académico.

El objetivo del programa de entrenamiento es mejorar la habilidad lectora de los niños con dificultades para leer de forma correcta y fluida, para aumentar su rendimiento y permitirles aprovechar toda su capacidad intelectual.

Además, el método tiene especialmente en cuenta la dimensión emocional del problema. Por ello, se han creado unos personajes, Glif y Bet, que acompañan a los niños durante todo el proceso. Dan ánimos, empatizan, son los elementos reguladores del comportamiento y proporcionan feed- back a lo largo de las sesiones.

A través del método Glifing, se entrenan intensivamente los distintos aspectos que conforman el proceso de adquisición y automatización de la lectura: descodificación (correspondencia grafema-fonema), segmentación, memoria de trabajo, articulación, velocidad, morfosintaxis y comprensión.

El método Glifing permite tanto detectar precozmente los problemas de lectura como establecer un seguimiento continuado de la evolución del usuario.

La programación de un itinerario de sesiones específico para cada niño asegura el carácter personalizado de este sistema de entrenamiento.

Durante todo el proceso, la pauta de trabajo garantiza que el entrenamiento esté hecho a medida de las necesidades y del ritmo de cada entrenado.

Glifing garantiza, si no hay otras deficiencias asociadas, avanzar un curso lector en cuatro meses de entrenamiento constante haciendo cuatro sesiones semanales de unos 20 minutos cada una.

Los pasos a seguir son:

Evaluamos

Mediante una prueba Glifing diseñada por especialistas, evaluamos la velocidad, la precisión y la comprensión, obteniendo el perfil lector de nuestro alumno.

La velocidad y la precisión lectoras son indicadores del nivel de automatización de la lectura.

La automatización es necesaria para una buena comprensión.

Analizamos

El programa se comunica con la plataforma on-line de forma automática.

La plataforma procesa los datos de la evaluación y los contrasta con los baremos Glifing en función del curso y edad del niño.

Gracias a esto, obtenemos de forma inmediata información precisa del nivel de lectura del niño.

Entrenamos

El método Glifing consta de un gran número de sesiones de entrenamiento que se ajustan a las necesidades de cada niño.

Con los datos recogidos y procesados en la plataforma, podemos diseñar un plan individualizado de entrenamiento que incida allí donde el niño lo necesite.

La plataforma también registra automáticamente el progreso del entrenamiento para que podamos adaptarlo en todo momento.

CREIXEM es el centro de referencia en la zona del método glifing.

No dudes en venir a informarte sin compromiso!!!

¡Si te ha gustado puedes compartirlo en tus redes sociales!

Haznos saber lo que piensas

* Campo requerido

Comentarios (0)